"Nuestro proyecto es fruto de la pasión por el campo y la viña. Estamos situados en Méntrida, en las estribaciones de la Sierra de Gredos, provincia de Toledo, y nuestro trabajo se centra en las garnachas viejas y en la búsqueda de la tipicidad de nuestros suelos".